¿Qué es la Huella de Carbono?

La huella de carbono define la cantidad de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociadas al ciclo de vida de un producto o durante el desarrollo de las actividades que comprenden una actividad prestada por una empresa, como consecuencia de la actividad de una empresa o de la celebración de un evento. Se expresa como cantidad de CO2 equivalente.

La cuantificación es una herramienta adecuada para todas aquellas empresas que quieran adherirse a un sistema de compromiso voluntario de reducción de las emisiones de GEI, lo que contribuye a la demostración ante terceros del compromiso de la organización con la responsabilidad social a través de sus requisitos en mitigación del cambio climático.

Como beneficio adicional, la determinación de la huella de carbono permite identificar oportunidades de ahorro energético y económico, consecuencia de un mejor conocimiento de las fuentes emisoras y las posibilidades de reducción de emisiones.

 


¿De donde se puede hacer el cálculo de la huella de carbono?


Habitualmente el cálculo de la huella de carbono se realiza sobre un producto o sobre una organización. El cálculo para un producto se lleva a cabo sobre un tangible que podemos encontrar sobre cualquier producto.

Desde un producto agroalimentario, hasta un producto para la construcción pueden ser objeto de un cálculo de la huella de carbono. El referencial mas usado para el cálculo es el PAS 2050:2011.

Pero además, también puede calcularse la huella de una organización a través de la norma ISO 14064-1:2006.

Además, se puede llevar a cabo para un evento puntual en el tiempo. En este sentido, el cálculo de la huella de carbono puede realizar sobre un congreso, unas jornadas o un evento.